00:48   ·   Miercoles 26 de Septiembre de 2018
POLICIALES
14/02/2018
"Voy a seguir adelante porque es muy grande el sacrificio que hice"


"Voy a seguir adelante porque es muy grande el sacrificio que hice"
Jacqueline Chumbita tiene 19 años y es una de las aspirantes a ingresar a la Policia de la Provincia de la Rioja, que sufrió las consecuencias de los “bailes” a los que eran sometidos. En charla con Sudamericana recordó que conocía a Emanuel Garay, el joven fallecido y que cuando trataron de ayudarlo, la respuesta de sus superiores era “que lo dejen ahí, que se muera, uno menos”. Adelantó que una vez que pueda, retomará sus intentos para ingresar a la fuerza. 

Jacqueline Chumbita, una de las cadetes torturadas en la Escuela de Policía de La Rioja, contó que durante los entrenamientos, un inspector decía "que se muera", en referencia al cadete muerto Emanuel Garay. En charla con Sudamericana, la joven de 19 años, indicó que permanece recuperándose en el hospital, después de la deshidratación y los problemas renales sufridos. Recordó que no le permitían tomar agua desde las 5 de la mañana y hasta las 13.

 

“Sobre Emanuel Garay decían: 'tírenlo al costado, que se muera'. No nos dejaban ayudar, porque si los ayudábamos, nos dijeron libamos a pagar nosotros los platos rotos”, relató a Cadena 3, Chumbita. “Nos hicieron poner dos horas en el sol, algún compañeras se desmayaban, y el inspector Marcial decía: dejala que se muera, tírenla a un costado, una menos”, agregó.

La joven, de 19 años, que sufrió deshidratación tras los entrenamientos, está internada en el Hospital Regional “Enrique Vera Barros” y podría recibir el alta en las próximas horas. “Nos hicieron hacer una rutina muy cruel: nos hacían trotar, cuerpo tierra, todo sin darnos agua. Había una pileta sucia y yo tome agua de ahí, y chicos tomaron agua de un pozo que había sapos, Las chicas pedían para ir al baño para poder tomar agua del inodoro”, reveló.

 

“Nos tuvieron dos horas parados, después nos hicieron que nos cambiemos en cinco segundos. Nos agredían por la pollera, y había que responder “si, comprendido” a todo”, detalló.  Reveló que durante su internación recibió la visita del gobernador de La Rioja, Sergio Casas, quien le aseguró que su baja de la Policía no va a tener validez y va a poder regresar a la Escuela de Cadetes.

 

“Quiero seguir siendo policía, porque luche mucho para llegar a este objetivo. Voy a llevar con mucho orgullo mi uniforme”, confesó la joven que destacó que logró un promedio del 9,98 puntos y que pretende ayudar a su familia con su vocación en el servicio público. “Mi familia me apoya porque sabe del sacrificio que hice para llegar adonde llegué”, cerró. 





Fotos del día
Notas más leídas